05/31 ¿Qué diablos se supone que debería estar leyendo?

5a de 31 leer

En los últimos meses me he dado cuenta de que hay cada vez más gente preocupada por lo que otros leen o dejan de leer. Creo que esta es una de las bondades que ofrecen las redes sociales; la libre expresión. Pero me pregunto en realidad que tan ‘calificadas‘ están estas personas para emitir un juicio de valor sobre una u otra obra de literatura.

Y para esto me refiero a la literatura como concepto alejado de los debates y discursos intelectuales, y más próximo a una expresión o a un producto accesible para quienes la procuran, o sea, el libro que simples mortales como tú o como yo podemos estar leyendo en este momento o antes de ir a dormir.

Muchas de las críticas que proliferan en las redes sociales arremeten en contra de autores como Paulo Coelho, Carlos Cuauhtémoc Sánchez y, creo que recientemente, Walter Riso; y se convierten en ataques claramente dirigidos hacia aquellos que expresan su predilección por el género o el tipo de obra que estos compadres desarrollan.

Entonces, ¿Deberíamos dejar de leer lo que otros consideran literatura barata (en otras palabras, basura) y enfocarnos en aquellas obras clásicas o referentes cuya lectura nos confiere el calificativo de ‘lectores cultos o conocedores?

¡Qué va! Esto me parece de lo más absurdo. Me parece que nos viene bien enfocarnos en descubrir qué tipo de lectura nos deleita y simplemente dejarnos cautivar por ella.

Sin embargo, en este punto considero que al igual que muchas de las mejores cosas de la vida esto casi nos obliga a explorar nuevos caminos y posibilidades. Y con esto no quiero decir que debemos sucumbir ante la marejada mediática sobre qué leer y qué no. Sino que al extender nuestro horizonte literario crece el conocimiento que tenemos sobre nosotros mismos, sobre nuestros gustos e intereses.

Partiendo de la idea de que un libro es un amigo con quien compartimos un fragmento de nuestra vida (aunque hay algunos que dejan huella en toda nuestra existencia), yo me pregunto si todas nuestras amistades son iguales, o si hay algunas mejores o más valiosas que otras. Tal vez las haya, pero de seguro esta valoración no viene determinada por las opiniones de otras personas, sino por lo que hemos compartido con ellas.

¿No te parece entonces que el valor que podemos descubrir en un libro viene determinado por la manera en que lo hacemos parte de nuestra vida? 

Hace un par de meses terminé de leer Rayuela, de Cortázar. Déjame confesarte algo y serte sincero; sufrí con su lectura. No sé con cual sufrí más, si con este o con El cementerio de Praga de Umberto Eco. Ya sé. Soy poco conocedor del verdadero valor de la literatura, de seguro no soy capaz de desvelar la esencia del libro, estoy condenado al purgatorio de los incultos, bla bla bla… 

Con esto no pretendo desvalorizar cualquier de estos libros. Pero lo que me queda claro es que no suponen el mismo valor para mí que para otras personas. Incluso me permito la idea de pensar que mi valoración sería distinta si los leyera en otro momento de mi vida.

Para cerrar este escrito solo me resta enviar dos mensajes con la esperanza de que encuentren destinatario.

El primero es para ti, ¡Oh gran lector, conocedor de la verdad absoluta que subyace en la literatura! Déjanos disfrutar de nuestras elecciones y, si en algo erramos, concédenos la  oportunidad de experimentar por nosotros mismos y de volver al camino para andar bajo tu protección (Si, ajá).

El segundo mensaje es para ti, lector aventurero, explora y escucha recomendaciones, no te cierres, ábrete a nuevos horizontes y de ser posible deambula por otros géneros (podrías llevarte grandes sorpresas, créeme). Déjate seducir por los clásicos, si te apetece hacerlo, pero por favor, no destierres de tu cabecera esos librillos que te roban el sueño y te obligan a justificarte a ti mismo al mirar el reloj a la una de la mañana… Un capítulo más y ya…

Día 5: Check.

Fotografía: Taylor Leopold

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s