De Enemy a El hombre duplicado

Collage enemy hombre duplicado

Hace algunos meses llegó a mi correo la versión digital del libro Manual de pintura y caligrafía de José Saramago. Lo recibí junto a la invitación de leerlo el fin de semana como requisito para el curso que iniciaba en la maestría el siguiente lunes. Apenas leí unas páginas y tuve que mantenerme al margen del debate con el que inició el curso. Intenté leerlo durante la semana siguiente pero se vinieron nuevas lecturas y no pude ponerme al día. Finalmente, perdí el interés. Creo que de esta experiencia llegó la certeza de que algún día leería algo de Saramago.

A pesar de que algunas personas me recomendaron leer El evangelio según Jesucristo y Ensayo sobre la ceguera, fue El hombre duplicado la obra que por razones que algunos atribuirían a la casualidad llegó a mis manos; aunque que más allá de la casualidad, me gusta pensar en esa especie de atracción mágica que experimenta Daniel Sempere en compañía de su padre al recorrer el cementerio de los libros olvidados; y es que una vez que un libro nos ha elegido, no vacila en su desafío a la eternidad y espera paciente el momento de nuestro encuentro.

Algunos fines de semana atrás buscaba alguna película interesante para pasar el día en cama. Una portada llamó mi atención; Enemy, una película canadiense protagonizada por Jake Gyllenhaa. Cuando leí la sinopsis advertí que era una adaptación de El hombre duplicado de José Saramago. Inmediatamente supe esa era la siguiente novela que leería y que sólo después de esto accedería a ver la película. Ese día terminé por ver All is lost pero esto no viene al caso.

Comencé a leer la novela y confieso que en un principio la voz del narrador me pareció pesada. Sus constantes intervenciones en la historia me parecían por demás innecesarias. ¿No podría simplemente limitarse a contar lo que sucedía en la vida de Tertuliano Maximo Afonso? ¿Cómo era posible que esta obra ganara el Premio Nobel de Literatura? Algunas noches la lectura me puso de mal humor y llegué a pensar que sólo continuaba leyendo por algún tipo de compromiso; no sé si conmigo mismo, con el autor o con el libro que se había valido de un cartel de cine para llevarme hacia él.

No podría determinar en que momento fue, ya que ni siquiera hubo un cambio en la narración que me había parecido tediosa, pero después de algunos capítulos el libro me atrapó por completo. Lo que antes era una lectura casi obligada por terminarlo se convirtió en una deliciosa ansiedad por desvelar el misterio de la existencia de dos hombres exactamente iguales; al menos en cuanto al cuerpo se refiere, ya que en aquella extraña dimensión en la que se esconden los miedos y algunas de las más oscuras ambiciones de los seres humanos, resultaron ser completamente diferentes.

Creo que la cruzada que emprende el buen Tertuliano Maximo Afonso no es otra cosa más que nuestra propia búsqueda por descubrirnos a nosotros mismos y abrazar lo que nos hace únicos; aquello que hemos construido a lo largo de nuestra historia personal, y en ocasiones a manera de resistencia frente a la oferta de identidades que promueven las modas pasajeras, los estereotipos que perduran por generaciones o los estilos de vida que se filtran en los aparadores de los centros comerciales y los programas de televisión.

Como suele suceder, la historia de la película tiene un giro completamente distinto al del libro. Disfruté de ambas pero como amante de los libros me quedo con la historia de Tertuliano Maximo Afonso que se lee de la mano de Saramago. El desenlace del libro me pareció estupendo. En cuanto al de la película confieso que no lo entendí, aunque afortunadamente encontré un blog que explica aquellos desenlaces que mentes como la mía no descifran por completo.

Después de leer el libro me parece que la idea de encontrarme de repente frente a una copia de mi mismo me resulta angustiante, aunque tal vez aprendería a vivir con ella; por el contrario, la idea de verme convertido en la copia idéntica de alguien me aterra y se desvela ante mi de una manera absolutamente devastadora y fulminante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s